martes, 14 de julio de 2009

Delfincocha y el delfín rosado


Por las condiciones que brinda Cuyabeno uno de los principales usos que se da en la reserva es el Ecoturismo, tanto por empresas privadas como por los pobladores del sector, siendo uno de los mayores atractivos Delfíncocha ya que ofrece la facilidad de nadar con los delfines.

El delfín rosado, o delfín de río es una especie que vive exclusivamente en ríos, lagunas y caños de agua dulce de la cuenca hidrográfica de la Amazonia. Se puede encontrar en aguas poco profundas durante la época de inundación, época en la cual su hábitat se llena de árboles y plantas que hacen parte del suelo del bosque, creando un interesante campo de obstáculos a través del cual el delfín debe moverse cuando va en busca de su presa. Por esta razón el delfín rosado es mas flexible y lento que los delfines del océano.

Para llegar a este hermoso atractivo turístico es por la ciudad de Lago Agrio y la población de Tarapoa.

No se conoce con precisión la extensión de Delfincocha pero se sabe que ocupa un lugar extenso en la Reserva Cuyabeno.

Por pertenecer a la Reserva Cuyabeno la Laguna Delfíncocha alcanza una temperatura de 25 grados centígrados aproximadamente.

Formación del Delfín. Posee un cuerpo largo y rosado (de donde surge su nombre común), un pico largo con la línea de la boca curva y en dirección a los ojos, lo que le atribuye una sonrisa permanente. Su dentadura consta de dos clases de dientes, unos cónicos en la parte delantera y unos planos en la parte posterior de la boca. En total tiene de 48 a 68 dientes.

Posee una frente destacada y maleable, que varia de acuerdo a su actividad, tornándose prominente o plana. Sus ojos son pequeños y su vista es reducida. En lugar de una aleta dorsal existe una "joroba" de base ancha, que se extiende a lo largo del cuerpo. Las aletas pectorales son largas, planas y flexibles, muchas veces con bordes ondulados.

El delfín rosado se alimenta básicamente de peces y ocasionalmente puede ingerir moluscos y crustáceos. Esta especie parece preferir depredar peces solitarios que cardúmenes. El delfín acostumbra a arrastrar a sus presas hasta el fondo y arrancarles la cabeza antes de engullirlos. Si los peces son muy grandes, además de arrancarles la cabeza, el delfín acostumbra a partirlos por la mitad con los dientes posteriores, antes de ingerirlos.

0 comentarios:

Publicar un comentario