jueves, 11 de junio de 2009

Cascada de Peguche


La cascada de Peguche es uno de los atractivos turísticos más importantes de Otavalo. Debido a su cercanía y fácil acceso, varios turistas y visitantes acuden al sector para conocerla y disfrutar de un paisaje único.

Las aguas que alimentan la cascada de Peguche vienen de la laguna de San Pablo que con el tiempo ha creado un cañón que alberga a una biodiversidad representativa de los valles interandinos.

Para las comunidades indígenas locales, la cascada de Peguche es un referente cultural importante, por lo cual le han atribuido poderes y energías sobrenaturales que ayudan en la vida cotidiana de la población.

En la celebración de las cosechas del solsticio de verano, las comunidades acuden en horas de la noche para el baño ritual con la finalidad de prepararse espiritualmente y celebrar las fiestas que duran algunos días.
La cascada de Peguche es un buen sitio para descansar, tener un contacto con la naturaleza y sentir sus energías.

0 comentarios:

Publicar un comentario